La Oficina del Comisionado Australiano de la Información coopera #alalimón con oficinas homólogas a nivel internacional para finalizar la investigación abierta a la multinacional Adobe, por la brecha de seguridad causada por un ataque cibernético que ha afectado al menos 38 millones de los usuarios de Adobe a nivel mundial, incluyendo más de 1,7 millones de australianos.
Debido a la naturaleza global del incidente, la investigación se ha llevado a cabo en coordinación con el Comisionado de Protección de Datos de Irlanda y la Oficina del Comisionado Canadiense de la Privacidad.

La información personal comprometida por el ataque estaba siendo almacenada en un sistema de backup programado para ser dado de baja, e incluía direcciones de e-mail, contraseñas cifradas, indicios de contraseñas en formato texto, así como números de tarjetas de pago y sus fechas de caducidad cifradas. Según las autoridades investigadoras, Adobe no ha logrado tomar las medidas razonables para proteger la información personal que obraba en su poder.
Para información adicional, podrá consultar el comunicado oficial (en inglés) haciendo clic aquí.